Comentarios acerca de la evangelización en la PREPARACIÓN AL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO

Comentarios acerca de La Evangelización en la PREPARACIÓN AL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO

Carla Ortiz Petersen de Cintolesi

En los encuentros con los novios se conduce, se dan herramientas y se orienta al discernimiento de sus conductas, sin que los monitores olviden que la libertad de elección es la primera enseñanza, para lo cual se ayuda entusiasmando la opción de los distintos caminos, con sus ventajas y desventajas.

Se enseña a la toma de decisiones presentes y futuras y los contenido del curso, son como si juntaran naipes en una baraja, donde cada naipe es un criterio o decisión para el juego de la vida. Motivando a guardar los contenidos que aprenderán “como cartitas bajo la manga” para cuando lo necesiten.

 También para esta situación se ilumina con la actitud que tuvo la Virgen cuando se le perdió el niño en el templo; como no entendió lo que Jesús le decía, lo guardó en el corazón. Por último, se recuerda que “cada día tiene su afán”. Cuando los novios rechazan las opciones de mayor entrega, se invita a confiar en ellos mismos, en su actitud virtuosa y que serán capaces de entregar el amor, aunque cueste sacrificio. Ante el novio que tiene intención de abandonar al futuro cónyuge, se muestra que cada vez que las personas se imaginan las dificultades y se sienten incapaces de afrontarlas. Motivar a que ellos confíen en sus capacidades y que van a un sacramento que les ayudará.

En algunas oportunidades los novios llegan con las decisiones tomadas, y podría ser que la iglesia no es autoridad para su actuar y la entrega de contenidos es como sembrar en piedras. Con respecto a los ideales, a veces cuesta formularlos, porque a los jóvenes de hoy les motivan las cosas prácticas, lo realista, lo que los aleja de las actitudes del evangelio. También las dificultades son razón para abandonar un ideal, porque se les ha educado para ser felices. También se tiende a buscar el equilibrio, para no sobresalir. En cambio, el idealista es aquel que para decidir su comportamiento busca criterios en el terreno de las ideas, o de los ideales y busca las posibilidades de llevarlos a la práctica, que han sido un número importante de los alumnos de este curso.

Lenguaje y conceptos Esperamos enriquecer la cultura pero no se corrige el lenguaje de los novios. Todos los contenidos son invitaciones y para que mantengan el carácter de tal no se usa: tú debes, hay que, tú tienes que, esto debería ser, tienes que poder. – Se evita la palabra “pareja”. Se incorporan las palabras: novios, matrimonio, esposos y cónyuge. Novios: hombre y mujer que se preparan al sacramento del matrimonio. Matrimonio: hombre y mujer con un compromiso para siempre. Esposo y cónyuge suena a antiguo, pero cónyuge habla de conyugalidad que es el carácter que da el matrimonio, de responsabilizarse por el otro. – “Afiatarse, entenderse” no son objetivos del matrimonio, el compromiso es amarse y respetarse. -Se diferencia el matrimonio “de una relación”, matrimonio no es solo una relación sino es un compromiso de amar al otro. – Se diferencian las palabras “rol” y “misión”. Rol: actividad intercambiable. Misión: actividad o tarea encomendada por Dios.

– El concepto de “enfrentar la vida” se reemplaza por “vivir la vida”, a lo más afrontar. En vez de planificar, la actitud que se motiva es a proyectar. –

Cuando se use el término “ceder” es mejor invitar a “optar por amor”. Cuando una persona cede da pertenece al concepto de lucha de los derechos al interior del matrimonio en vez de luchar para amar. Cuando dice opto por amor, la actitud con la que se ama genera una actitud positiva en el otro y en el que entrega desarrolla el amor generoso. En las reuniones; orden de ser, sacramento y sexualidad se sugieren actividades sobre valores para reflexionar el tema desde otra perspectiva. También para que los novios conversen y descubran que es lo que cada uno valoriza, además que agreguen los nuevos valores entregados y la jerarquía de estos.

Machismo” Existe una confusión en el concepto machismo. Se descalifican las conductas que conservan la familia, su transmisión generacional y la diferencias de misiones tanto del hombre y la mujer. En vez de el verdadero concepto de machismo que es la conducta del hombre en que domina a la mujer Los colegios y padres prepararon a los jóvenes preferentemente para lo académico, para defenderse laboralmente en la vida, olvidando la misión de la familia, de la gestación y del cultivo de la vida. Tanto hombres y mujeres consideran más importante priorizar y luchar por los valores de los derechos laborales femeninos, que los matrimoniales.

Molesta la palabra ayuda, propia del matrimonio, prefieren habla de participación, porque no se imaginan estar en planos de desigualdad y menos uno desvalido ante el otro. La mujer a veces no considera necesario priorizar al marido, los hijos y ni a ella misma. Esta sobre valorización laboral no solo va en desmedro de la cantidad de hijos y su calidad en el amor, también perjudica al hombre, que se le exige eficiencia en las labores del hogar y con los niños. Cuando él no lo cumple se le pide que se vaya de la casa. Hemos escuchado a una connotada sicóloga decir que la relación hombre y mujer es una lucha de derechos, y también a otra que asesora parejas, que la pareja está para satisfacer las necesidades, en este caso de la mujer. Por esto se observan mujeres sin disposición al amor, sino que lo exigen a sus parejas.

Pensar alto y sentir hondo. Explica actividades de las reuniones situaciones hipotéticas. El concepto “pensar alto’’ se relaciona con la esfera cognitiva, y el concepto “sentir hondo’’ se vincula con el mundo afectivo: Ambos podrían resumir un ideal educativo familiar, equilibrado entre ambas dimensiones de manera de formar personas integrales. “Pensar alto”: no es sólo entender lo que se aprende, sino que de algún modo ser capaz de construir un sentido de lo que se aprende. “Sentir hondo”: implica tener un contacto emocional con lo que se siente, empatizar, resonando con las emociones de los otros. Para esto son las situaciones hipotéticas de las reuniones.

 Valores: Todos hablamos de valores y creemos qué estamos hablando de lo mismo. Sin embargo al profundizar en la conversación surge la confusión, cuando nos damos cuenta que cada uno tiene distintos valores para una misma situación. Valorar es la prioridad que se da a una determinada acción, concepto, sentimiento. Por eso, es necesario distinguir o especificar para que o según qué. Los valores tienen polaridad en cuanto son positivos o negativos, y jerarquía en cuanto son superiores o inferiores .Valor relativo, el que tiene una en comparación con otra. Se enseña a formular los valores según tema en reuniones específicas.

Construir sueños y anhelos Tener sueños es la base de la creatividad, sobre lo que se quiere ser, hacer o tener, lo que se está queriendo para sí mismo o para otros, sobrepasando los obstáculos o la distancia que haya entre las metas y la realidad. Los sueños ayudan a conectarse con la vida actual y el futuro posible. Podría ser que los sueños parezcan utópicos, lejanos a la realidad, sin embargo si un sueño no se concreta, deja como experiencia la capacidad de mirar el futuro con esperanza y el actuar de acuerdo en forma concordante consigo mismo. La capacidad de soñar dará la fuerza para reinventarse y tener impulso para comenzar de nuevo, sin dejarse arrastrar por la desesperanza, por la adversidad o por el fracaso. Perseguir los sueños supone ser libre, para ser lo que realmente se quiere ser, es atreverse a tomar riesgos para conseguir lo que se sueña. Cuando se carece de sueños, o se vive en forma muy diferente a lo que está plasmado en la imaginación, se pierde la motivación, y se actúa sólo como haciendo las tareas, en forma rutinaria y sin pasión por lo que se hace. Para soñar con proyectos personales, y matrimoniales es necesario tener tiempo para pensar y compartir los sueños. Estimule a soñar y a compartir sus sueños por irreales que ellos parezcan, valídelos sin descalificarlos. Es una forma de vincularse con Dios Padre, es una forma de oración Como en la parábola del joven rico que anhela y sueña con la vida eterna y le pregunta a Jesús ¿Cómo puedo llegar allá? Él le entrega un programa de vida.

 El óbice y los peculiares dones de gracia. Del Denzinger 411. Peculiares dones de Gracia son los dones de Gracia propios del Sacramento que se está celebrando. Óbice u obstáculo es cuando hay una negativa no absoluta. Cuando hay óbice, es decir un si o un no condicionado, los novios están casados, pues el sacramento les imprime el carácter de tal. Sin embargo lo que no se recibe son los peculiares dones de gracia del matrimonio en cuanto sacramento.

Tratamiento en infertilidad de Donum Vitae 2008 N 12, 13,16 Las técnicas de ayuda a la fertilidad En el tratamiento de la infertilidad, se respetan tres bienes fundamentales: a) el derecho a la vida y a la integridad física de cada ser humano desde la concepción hasta la muerte natural. b) la unidad del matrimonio, que implica el respeto recíproco del derecho de los cónyuges a convertirse en padre y madre solamente el uno a través del otro;

c) la procreación de una persona humana sea fruto del acto conyugal entre los esposos. A la luz de este criterio se excluyen las técnicas de fecundación artificial que sustituyen el acto conyugal. Son posibles las técnicas que ayudan al acto conyugal y a su fecundidad. Como las intervenciones que ayudan a la fertilidad natural, el tratamiento quirúrgico de una endometriosis, la desobstrucción de las trompas o bien la restauración microquirúrgica. Se reconoce la legitimidad del deseo de un hijo y se comprende los sufrimientos de los cónyuges afligidos por el problema de la infertilidad. Sin embargo el deseo de un hijo no puede justificar la “producción” del mismo, así como el deseo de no tener un hijo ya concebido no puede justificar su abandono o destrucción.

 Se ubica al método de Billings como un instrumento médico de diagnóstico de fertilidad e infertilidad, retirándolo de la discusión como método anticonceptivo. Tampoco se habla de método natural, porque supone aceptar una mentalidad anticonceptiva natural o artificial.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *