Hermana Loreto Correa

Sorprendida quedo la familia de Schoenstatt chilena , con la acción de Dios, al llevarse a la hermana  Loreto en menos de 24 horas. Ella se lo había pedido; tener una muerte rápida, practica, sin complicaciones.

El último día que conversé con ella estábamos muy contentos,   arriba del cerro de Valparaíso  en un día obscuro,  con mucho viento, energético con una vista maravillosa.

Como todos, ella había llegado caminando, a la misa de celebración de los 70 años de la fundación del movimiento en Chile. Era como esas personas, sin edad. Hoy supe que tenía 82 años.

Hoy escuchamos sobre ella; alegría, sencillez, acogimiento disponibilidad al sacrificio, notable empeño en todo lo que se le encomendaba. Creo una gran red vínculos en cada uno de los lugares que trabajó, era ayudante de lo que la Mater hacia construyendo la familia de Schoenstat.

Yo la conocí en el Colegio Mariano como tesorera. Todos sus trabajos fueron así,administrativos, Ecónoma de las hermanas,formadora de la editorial  de las hermanas, una gerenta. Convincente y creible para motivar y desarrollar los proyectos que emprendía. Paisajista de los alerededores del Santuario de Bellavista . Junto a los jardineros queria expresar la glorias de Maria en esta tierra.

Mujer apasionada de la accion y oración.

Cuando la sorprendió la muerte, estaba haciendo mazapanes para agradecer  a alguien, un favor concedido.

Ella es el don de jubilero al cielo de su curso de hermanas que cumplen 50 años de Victoriae Sacra Christi. Es  del tercer curso de la la primera generación de hermanas chilenas.

Gracias , y quien me va a saludar cuando vaya a Bellavista ?

Carla  Ortiz Petersen de Cintolesi

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *