Pelea por embriones

La dura carta de Nick Loeb, ex de Sofía Vergara: “Nuestros embriones congelados tienen derecho a vivir”

La actriz y el empresario se disputan la tenencia de dos óvulos fecundados que generaron cuando estaban en pareja

1011

 

 

Sofía Vergara y Nick Loeb en tiempos más felices.  Foto: AP

Una inesperada disputa salió de la intimidad de una pareja famosa a ocupar los titulares de todo el mundo. Sofía Vergara y Nick Loeb están enfrentados por la custodia de dos embriones femeninos que fueron generados cuando estaban juntos.

La pareja terminó hace tiempo su relación por un motivo muy concreto: luego de intentar en reiteradas ocasiones realizarse una inseminación artificial para tener un hijo juntos, ella se negó a volver a pasar por el proceso de fertilización y decidió que quería dejar los últimos dos embriones que pudieron generar congelados para siempre. Loeb primero la acusó de querer destruirlos. Ante la desmentida, que la actriz de Modern Family difundió en los medios a través de su representante, asegurando que “se siente bien de dejar los embriones congelados indefinidamente ya que no desea tener hijos con su ex, lo cual debe ser comprensible dadas las circunstancias”, Loeb decidió exponer sus razones en una columna de opinión publicada ayer por The New York Times.

Allí, el empresario realiza un relato pormenorizado de los hechos apelando a su propia historia personal. “A los 20 tuve una novia que se practicó un aborto, una decisión que estaba totalmente fuera de mis manos. Desde entonces, tuve sueños con el niño que ese bebe podría haber llegado a ser ahora. Luego estuve casado con una mujer por cuatro años, con quien intentamos tener hijos, con la ayuda de un tratamiento de fertilización asistida. Estas dificultades me llevaron a sentir, más que nunca, que la habilidad de crear vida era especial”.

“Muchos me preguntaron: ¿por qué no simplemente sigo adelante y tengo mi propia familia? Tengo toda la intención de hacerlo. Pero eso no quiere decir que debo dejar que las dos vidas que ya he creado sean destruidas o dejadas en un freezer hasta el final de los tiempos”, argumenta en la carta.

Luego, Loeb explica que unos meses después de separarse de Sofía, le pidió la custodia de los embriones. “Le ofrecí correr con todos los gastos de nuestras niñas. Si no quería compartir la custodia, yo iba a hacerme cargo de la paternidad y de todas las responsabilidades. Ella se negó”. Sobre la respuesta que dio Vergara a través de su abogado, Fred Silberberg, sobre su voluntad de dejar los embriones “congelados indefinidamente”, fue lapidario: “En mi opinión, dejar los embriones congelados para siempre es equivalente a matarlos”.

“Tomo la responsabilidad y la obligación de ser padre muy samente. Esto no es solo sobre salvar vidas, es también sobre ser pro-paternidad”, concluye la carta.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *