1.-Presentacion curso de novios al Consejo pontificio para la familia

Enero 2009

PROGRAMA PREPARACIÓN

AL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO

“DESCUBRAMOS EL AMOR

PARA SER UN SOLO SER”

 

Se ha configurado un programa de preparación al sacramento del matrimonio por el matrimonio de Lorenzo Cintolesi y Carla Ortiz para que los novios descubran su amor matrimonial, sus posibilidades de crecimiento como un solo ser en sabiduría y en gracia de Dios y en relación con lo que Cristo presenta en el amor a su Iglesia y en las posibilidades que los novios tienen de descubrir la voluntad de Dios.

Este programa lo han realizado durante treinta años el matrimonio gestor y además han participado cuarenta matrimonios monitores capacitados especialmente, con la media de diez matrimonios simultáneos, en la ciudad de Santiago y Concepción. En conjunto han preparado más de dos mil matrimonios. Se ha aceptado a todos los novios que consultan, independiente de la formación, religión y situación de vida.

El programa cuenta con guía del monitor y pauta de trabajo de los novios, 10 temas de reflexión, actividades específicas en cada reunión, una pagina Web para la difusión (http://www.unsoloser.cl/) y completar algunas informaciones, y se complementa con DVD. El programa invita a la instrucción en el reconocimiento de la fertilidad femenina. Se aplica en 10, 7 o 5 sesiones.

 

Fundamentos del curso

 

Este tiene como trasfondo la Pedagogía Matrimonial Mariana del Padre José Kentenich. No obstante, el curso es percibido con un fuerte carácter eclesial. Se hace abundante referencia a la enseñanza del magisterio sobre el matrimonio contenida en las encíclicas Arcanum, Casti Connubi, Humanae Vitae, además del Concilio Vaticano II y la gran enseñanza de Juan Pablo II en sus encíclicas y exhortaciones apostólicas. Se incorporó al programa la espiritualidad enseñada por Juan Pablo II en sus catequesis “El amor humano en el plan divino”.

También como trasfondo se presta especial atención a la exhortación Evangelii Nuntiandi de Pablo VI y a las encíclicas Fides et Ratio y Veritatis Splendor de Juan Pablo II.

 

Objetivos principales y metodología del curso

 

La preparación se hace a través de la búsqueda, siendo el descubrir el verbo principal, donde los matrimonios guías ayudan a los novios a pensar en torno a la vida matrimonial, sus valores y prioridades.

Son objetivos el crecer en la libertad para amar, tener pautas para elegir el bien, sus valores y su jerarquía, acoger y descubrir la misión individual y conjunta y preparar la disposición del corazón de cada futuro cónyuge en la celebración del matrimonio.

En la metodología para descubrir se busca en el propio corazón y en el del otro, en la familia de cada uno, documentos de Iglesia, la Biblia, documentos de reflexión, página Web, diálogo entre los novios e intercambio con otros novios, las orientaciones del matrimonio guía, el diagnóstico de la fertilidad femenina

Antes de cada reunión se dan las pautas de trabajo: Padre y Madre, reportajes, biografía y voluntad de Dios, anhelos, dineros, admiración. Las tareas son para fomentar el crecimiento personal, acrecentar la fe, ordenar el diálogo entre los novios. Las tareas de la intimidad de los novios sólo los lee el monitor. La tarea sobre los padres, es una tarea fundamental en trabajo del “dejar padre y madre” como hijo y relacionarse con padres y suegros como matrimonio.

Busca disponer el corazón a la celebración del matrimonio de manera que tengan un sacramento válido y fructuoso en gracia de Dios.

Cada novio obtendrá sus propios objetivos, dependiendo de la altura a la que aspire, trabaje por sus logros, y el tiempo que destine al número de sesiones.

 

Diferencias culturales en la evangelización del matrimonio

 

Los conceptos del curso “Un solo ser” cada día se alejan más de la cultura en que viven en los novios.

Esta descalifica las conductas que hacen preservar la familia, su transmisión generacional y las diferencias de misión tanto del hombre y la mujer porque las consideran machistas, confundiéndose con el verdadero concepto de machismo que es la conducta del hombre en que domina a la mujer.

Los ambientes religiosos motivan las conductas de la doctrina social a tal punto que en una oportunidad unos novios rechazaron al matrimonio que los prepararía porque no tenía este tipo de actividades. Los colegios y padres preparan a los jóvenes preferentemente para lo académico, para defenderse laboralmente en la vida, olvidando la misión de la familia, de la gestación y del cultivo de la vida aunque digan que les importa la familia.

Tanto hombres como mujeres consideran el luchar por los valores de los derechos laborales femeninos, mas que renunciar a ellos cuando la mujer necesita priorizar al marido, los hijos y a ella misma. Cuando el hombre está de novio no acepta pensar que la mujer eventualmente podría priorizar las actividades privadas de la familia porque ve muy conveniente que ella sea una fuente de ingreso económico además que tiene miedo que ella converse de cosas domésticas que no le parecen atractivas, además que siente que la realización personal es solo en las actividades laborales.

Chile es uno de los países vanguardista en la ideología de género, en que el concepto matrimonial se ha reemplazado por el “ser pareja”.

El “ser pareja” casada es distinto al ser matrimonio. La pareja está junta aunque estén casadas mientras sientan amor. Difícilmente tiene la decisión de amar porque ellos y los de su alrededor, familiares y amigos, no están dispuestos a esperar los plazos necesarios en el aprendizaje de la decisión de amar.

Hemos escuchado a una connotada sicóloga decir que la relación hombre y mujer es una lucha de derechos, y a otra –asesora de parejas- que la pareja está para satisfacer las necesidades, en este caso de la mujer. Algunas mujeres dicen; quiero una pareja que me llene el vacío. Una mujer de 31 años de matrimonio se separa, porque en todos estos años él no le había brindado la inteligencia emocional que ella quería. Por esto se observan mujeres sin disposición al amor sino exigiéndolo y demandándolo a sus parejas. Esta valorización que va en desmedro de la cantidad de hijos, también perjudica al hombre, al que no se le prioriza, sino que se le exige eficiencia y entregar amor al modo femenino, hacia ella, con los niños y en las labores del hogar. Cuando él no cumple lo exigido, la mujer le pide que se vaya de la casa.

En la lucha por los derechos, permanentemente se esta evaluando la justicia en el actuar. Ej. Si un día el hombre le llevó al desayuno a la mujer, al día siguiente le exigirá que la mujer se lo lleve a él. En cambio en el matrimonio cada uno lucha por amar al otro, la actitud fundamental es la ayuda, la gratuidad e incluso la disposición de sufrir por el otro.

En el ser pareja se habla de la buena o mala relación entre los dos y si se define como mala la relación se puede terminar la pareja. Existe mucho miedo de relacionarse mal y por esto se postergan los hijos, para disfrutar la relación, consolidar la relación, afiatar la relación, y si se comprueba con un tiempo de postergación de hijos, dos a tres años, incluso cinco o diez años después de casados, que no resulta o no funciona, la separación es más fácil, porque es sin hijos. Exacerba el diálogo como receta que asegura el éxito del funcionamiento de la pareja buscando el afiatamiento, Los hijos no se les prioriza como alguien, se les posterga en vistas del disfrute de la pareja. El objetivo fundamental es estar parejo, con igualdad del hombre y de la mujer, no aceptando las diferencias en características y misión, las que se consideran injustas. En los probables 50 años de vida matrimonial es posible que se deje de sentir amor, y que en ciertos períodos no haya comunicación.

Al llegar los hijos sin duda la relación de pareja cambia. Un grupo importante se confunde y se separa, ya que la relación con el hijo es fundamentalmente dispareja. En cambio en el matrimonio no se evalúa la forma de relacionarse, lo central no es la relación sino la opción de amar al otro, es la opción por una persona, independiente de cómo sea la forma de relacionarse y termina con la muerte de la persona. Es esperable que en la vida matrimonial la relación entre los dos cambie innumerables veces, incluso que sea difícil de tolerar, porque las personas cambian, tienen depresiones, angustias de responsabilidad, cambios de ánimo por cambios hormonales, confusiones mentales por distintas causas y cambios de actitudes por enfermedades crónicas entre otras y también cambia la misión individual y conjunta

En la entrega de amor también existen diferencias entre una pareja y un matrimonio. La pareja cede, ya que está en una competencia de derechos y cede al propio derecho. El ceder es una actitud al inicio buena, pero con eso queda una sensación de perdida y a la larga carcome el corazón internamente. En cambio en el matrimonio se opta por amor, que es el engrandecimiento del corazón. .

En relación a la sexualidad fácilmente se vive la sexualidad independiente del amor, cuando es con amor se cree en las relaciones sexuales antes del matrimonio, creyéndose que es una actitud muy moral. Mas aún algunos agentes pastorales las consideran como forma de preparación al matrimonio. Son pocos los que conocen los fundamentos de la virginidad y llegan así al matrimonio. No se tiene conciencia de la importancia de confesarse antes del sacramento del matrimonio en caso que exista esta realidad.

Se ha cambiado la valorización de las actitudes en torno a la vida. Por ejemplo se habla como valor el evitar el embarazo no deseado, y no existe conciencia de la importancia del valor de la vida por si misma y menos del valor de la gracia de Dios.

La pareja puede ser muy piadosa si sabe algo de Dios misericordioso que perdona todo, sin embargo no hay conciencia de la importancia de Dios Creador y la condición humana de cocreación con Él. Sacramentalmente se espera que esté más cerca que de una bendición, pero nada más.

Cada día es más difícil la evangelización en los jóvenes de familias muy católicas que han sido anticoncepcionistas, lo que es muy común, ya que mas del 86% de los católicos chilenos corresponde a esta realidad y consideran que lo que el magisterio ilumina en relación a la sexualidad no hay que considerarlo, Los mismos padres de los novios se encargan de descalificar, ironizando la sugerencia del aprendizaje del reconocer o diagnosticar la fertilidad femenina.

Otro indicador de esta conducta es que en Chile de los matrimonios que se hacen fecundación asistida, el 96% es católico.

En relación a los ideales, cuesta que los formulen, porque a los jóvenes de hoy les motivan las cosas prácticas, lo realista. Esta actitud los aleja de las actitudes del evangelio porque se buscan los criterios en el terreno de lo real, o de las realidades, que llevan a decidir la verdad y el bien por mayoría de voto, lo que hace “todo el mundo” o de acuerdo a lo que se ve. También es razón para abandonar un ideal la dificultad para lograrlo, porque se les ha educado para ser felices, y no aceptar lo difícil y sacrificado. En cambio, el idealista es aquel que para decidir su comportamiento busca criterios en el terreno de las ideas, o de los ideales y busca las posibilidades de llevarlos a la práctica.

En lo concerniente a los contenidos se puede sentir que son muchos y esto es porque para los con supuesta formación religiosa gran parte del contenido básico teológico se desconoce, por ejemplo la condición de pecador, de concupiscencia, y el papel de Cristo Redentor. Cuando se describen las consecuencias del pecado, lo encuentran pesimista. Cuando se describe a Dios Padre activo en una actividad educadora consideran que es un enfoque negativo y castigador.

La motivación para elegir lo correcto puede estar dada por lo que se ve, por un acuerdo, por lo que es posible hacer sin mayor dificultad, por la búsqueda del equilibrio y no por lo que la Iglesia ilumina o por una búsqueda honesta de la verdad.

 

Logros del programa

 

Menos del 5% de los matrimonio se separa, situación que a veces el programa es capaz de pronosticar. En caso que presenten problemas buscan distintos tipos de ayuda.

En el primera década entre1980 a 1990 el programa lograba en le 90% cambiar la conducta de postergación del primer hijo. En estos tiempos es menor el logro, pero si se ha incorporado la conciencia de evitar la fecundación asistida ante la creciente infertilidad matrimonial, porque además de postergar, cada día se casan mas viejos.

Un número importante vive la sexualidad regulada con el diagnostico de fertilidad.

Un número importante de matrimonios tienen una familia numerosa, 4, a 7 hijos.

La casi totalidad de los novios, al responder las preguntas sobre el efecto del curso en ellos, dicen haber conversado temas importantes que de otro modo no habrían conversado, y lo agradecen. Con el correr del tiempo, muchos han agradecido los conceptos entregados que en la etapa de noviazgo no parecen relevantes, pero toman importancia una vez viviendo el estado matrimonial.

Muchos matrimonios toman conciencia y realizan su labor misionera al interior de la familia y fuera de ella.

Hay matrimonios que se pusieron en sus vidas el objetivo de descubrir la voluntad de Dios y cumplirla.

Otros, en distintas formas han hecho realidad el amarse como Cristo ama a su Iglesia.

Descubren que algunos conceptos llevan a vivir el estado matrimonial según la carne en lugar de vivirlo según el espíritu.

 

LORENZO CINTOLESI CARLA ORTIZ

Matrimonio 1972 4 hijos Matrimonio Federación de Familias Movimiento de Schoenstatt. WEB www.unsoloser.cl

El FN.1949 Ingeniero con estudios en teología y filosofía  publicación revista Humanitas 35 años Humanae Vitae

Ella FN: 1951.Enfermera  UC medicina familiar, educación en salud. Docente carrera de enfermería Universidad de  Magallanes Diplomada en sexualidad  UC y  Diplomada bioética UC.  Libro Feliz la que te amamanto Editorial Patris. Publicación Rev Alfa y Omega Arzobispado de Madrid 2003. Participantes Congreso Mariología Cuatlican .Expositores primer Congreso de familia en Chiclayo Perú

 

PROGRAMA[1]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.