3.-Ideología del genero Chile Alvaro Ferrer abogado,Derecho U:C_ Chile.

Alvaro Ferrer no sólo es un abogado, Magister en derecho y valioso académico en la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En entrevista exclusiva con periódico Portaluz, el destacado jurista revela las razones por las cuales considera que la ideología de género, defendida por el gobierno de Bachelet, es “contraria a la Constitución” y algunos de los proyectos de ley emblemáticos para el ejecutivo –sustentados en esa ideología-, constituyen un “daño y engaño” para las mismas personas que esos proyectos pretenden defender.

Usted ha cuestionado públicamente la ideología de género que sustenta diversas normativas y proyectos de ley en Chile y el mundo. Para dar marco a esta entrevista y mejor comprensión de nuestros lectores. Brevemente… ¿Qué es la ideología de género?

La ideología de género postula que el sexo biológico no tiene ninguna función relevante ni menos determinante en la configuración de la persona y su modo de ser, sino que sería la cultura, el entorno, la tradición lo que ha ido condicionando con el correr de los siglos el que hombres y mujeres se comporten de un modo y ocupen ciertas funciones o lugares dentro de la sociedad, todo lo cual sería una imposición cultural e injusta de roles o papeles respecto de los cuales habría que liberarse.

Si aceptamos la premisa de que el sexo biológico, la sexualidad intrínseca de hombres y mujeres es un simple dato pero que no tiene ninguna relevancia en la configuración de lo que es la persona humana como ser sexuado, así también entonces el ejercicio de la sexualidad no tendría tampoco relación alguna con la sexualidad biológica sino que sería un estándar impuesto por la cultura, del que cabría liberarse y auto determinarse.

¿Cuáles son sus principales críticas como experto jurídico a esta propuesta ideológica que busca sustentar leyes que cambian en 180 grados el ordenamiento jurídico?

Las críticas primero son desde luego filosóficas y antropológicas. Hay una errada concepción de la persona humana, una reducción materialista de la persona que, paradojalmente, desprecia por completo la corporeidad y pone en la autodeterminación el fundamento de la identidad personal. Ahora, desde el punto de vista jurídico, no existe en nuestro ordenamiento jurídico ninguna hipótesis donde la mera vivencia interior o la identidad sexual psicológicamente percibida por la persona, la subjetividad, sea por sí misma y sólo por sí misma la causa eficiente de un derecho subjetivo. Es decir, que dé un crédito a la persona para reclamar del deudor –que en este caso es la autoridad- el reconocimiento, la protección de un derecho.

¿Lo jurídico no se puede hacer eco del ámbito de lo privado institucionalizándolo?

Por cierto que el derecho puede regular y establecer reglas para actos privados. Eso es el derecho privado. Pero de ello no se sigue que todo acto privado merezca protección jurídica, ni menos que todo acto privado sea justo o contribuya al bien común. En estas materias es claro como la primacía exacerbada de lo privado afecta cuestiones fundamentales de derecho público, como el derecho de familia.

Implícitamente dices que esta ideología de género impuesta desde las leyes daña al ser humano

Por cierto. De hecho hay muchas personas que nos oponemos con razones fundadas, pero se nos etiqueta no sólo como ultra conservadores o talibanes, sino también como personas crueles que no queremos atender el sufrimiento de otros o que nos oponemos al libre desarrollo de la personalidad de los demás. Honestamente pienso que es exactamente al revés. Cuando nosotros partimos de una recta concepción de la persona humana, sabemos por implicancia lógica, por conclusiones que se siguen de esas premisas, que conceder estos supuestos derechos constituye un daño y engaño para las mismas personas que los reclaman.

¿Cuál es entonces el nuevo concepto de ser humano y organización social que se intenta imponer?

Para esta ideología la persona es pura materia. Aquí hay un presupuesto materialista de base.

¿Neo marxismo?

Totalmente. De hecho hay un paralelo muy evidente entre la ideología de género y las reivindicaciones del materialismo marxista. Así como el materialismo marxista sostenía que las personas para alcanzar la igualdad tenían que desprenderse de la opresión de la clase dominante, hoy afirman que la única manera de liberarse de la opresión para alcanzar la igualdad es superando los moldes o roles que han sido impuestos culturalmente respecto de lo que es ser y actuar como hombre y como mujer.

Insertan una nueva plataforma de luchas

Exactamente. La lucha de clases ahora ha sido reemplazada por esta lucha de la persona respecto de los moldes culturales o las supuestas imposiciones de la cultura. Pero en la práctica real es una lucha de la persona consigo misma.

Parece oscurantista el panorama

El problema de fondo es una rebelión de la creatura respecto del Creador. Todo esto implica renegar de nuestro carácter de creaturas.

¿Coincide entonces con la opinión de analistas occidentales que señalan como totalitaria a la ideología de género?

Absolutamente. So pretexto de libertad en realidad niega la verdadera libertad humana. Y de hecho se entra en una cantidad de contradicciones impresionante. Por ejemplo, en el tema de la orientación sexual se proclama por un lado que las personas son libres para vivir su sexualidad de la manera que ellos quieran, según como la orienten en su vida, pero a la vez se niega y/o ataca que personas homosexuales tengan la libertad para contenerse y actuar de un modo distinto al que los inclina esa misma condición. Es realmente absurdo, y no podría ser de otro modo porque si los principios son errados las conclusiones también van a ser erradas.

¿Que la ideología de género –como algunos filósofos advierten- pretende imponer un nuevo Orden Mundial, es una mirada exagerada?

Mira, habría que definir muy bien qué entendemos por un Nuevo orden Mundial, para evitar los equívocos.

Papa Francisco ha sido categórico cuando habla de un Pensamiento Único

Sí efectivamente. Si consideramos las declaraciones -aunque no sean vinculantes-, de organismos internacionales, las consecuencias concretas que enfrentan quienes se oponen a la ideología de género, efectivamente constatamos que esto se está imponiendo por la fuerza. En ese sentido es totalitaria. Suscribo lo dicho por el Papa… quien se aleja del molde del Pensamiento Único es anatema. Las personas se exponen incluso a penas concretas. En Chile ya tenemos la ley de no discriminación que sanciona una serie de categorías dentro de las cuales se incluyó la identidad de género y también la orientación sexual. Por lo tanto aquí sí, se está imponiendo un pensamiento único.

¿Eta estrategia para imponer la ideología de género en occidente?

Personalmente no tengo evidencia para poder emitir un juicio de esa naturaleza. Pero, por otra parte, no se puede pretender tapar el sol con un dedo. Es evidente que Naciones Unidas a través de diversos organismos ha venido promoviendo esta ideología sistemáticamente. Otro tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y también la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Corte Europea de Derechos Humanos, en fin. También existen intereses comprometidos de grandes instituciones que a propósito de la ideología de género, en materia de derecho a la vida, lucran de manera sistemática a costa de vidas inocentes (aborto), ya por décadas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *