Indulgencia plenaria en semana santa

La Indulgencia Plenaria
Loading

Redacción (Martes, 27-03-2018, Gaudium Press) El Jueves Santo, conmemoración de la Última Cena del Señor, es la fiesta católica que da apertura al Triduo Pascual; momento central de la Semana Santa que trae al presente el misterio de la redención, con la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Este día es posible obtener la Indulgencia Plenaria al rezar con devoción el “Tantum ergo”, últimas estrofas del himno “Pange lingua” compuesto por Santo Tomás de Aquino, a petición del Papa Urbano IV, para celebrar la institución de la solemnidad del Corpus Christi.

Exe Lobaiza por Cathopic.jpg
El fiel cristino que rece el ‘Tantum ergo’ el Jueves Santo tras la conemoración de la Cena del Señor, obtendrá la Indulgencia Plenaria / Foto: Exe Lobaiza por Cathopic.

Al respecto, en el Manual de Indulgencias ‘Enchiridion Indulgentiarum’ de la Penitenciaría Apostólica, se especifica: “Al fiel cristiano que rece piadosamente las mencionadas estrofas se le concede la indulgencia parcial. La indulgencia será plenaria el Jueves Santo después de la Cena del Señor y en la acción litúrgica de la solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo”.

El “Tantum ergo” -“Adorad postrados”- se recita así, según el Ritual de la sagrada Comunión, números 158 y 164:

Adorad postrados
este Sacramento.
Cesa el viejo rito;
se establece el nuevo.
Dudan los sentidos
y el entendimiento:
que la fe
lo supla con asentimiento.
Himnos de alabanza,
bendición y obsequio;
por igual la gloria
y el poder y el reino
al eterno Padre
con el Hijo eterno
y el divino Espíritu,
que procede de ellos. Amén.

V/. Les diste pan del cielo.
R/. Que contiene en sí todo deleite.

Oremos: Oh Dios que en este sacramento admirable nos dejaste el memorial de tu pasión, te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu cuerpo y de tu sangre, que experimentemos constantemente en nosotros el fruto de tu redención. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Para obtener la Indulgencia Plenaria es necesario, además, cumplir con las condiciones establecidas para ello, es decir: tener la disposición interior de desapego al pecado, incluso venial, recibir el perdón de Dios a través de la confesión sacramental 20 días antes o después de realizar el acto para la indulgencia; recibir la Sagrada Comunión, preferiblemente participando de la Santa Misa, y rezar por las intenciones del Papa con un Padrenuestro y un Avemaría.

Pero no sólo el Jueves Santo se gana la Indulgencia Plenaria. Durante la Semana Santa también hay fechas importantes para recibir este regalo del cielo: como es visitar por espacio de media hora el Santísimo Sacramento en el Monumento tras la celebración de la Cena del Señor el día jueves; asistir piadosamente a la adoración de la Cruz en la conmemoración de la Pasión del Señor y participando piadosamente en el Vía Crucis el Viernes Santo; rezar el Santo Rosario con dos o más personas el Sábado Santo y asistir a la celebración de la Vigilia Pascual este mismo día en la noche.

Todas, con las mismas condiciones establecidas para obtener la Indulgencia Plenaria.

Con información de Manual de Indulgencias e indulgente.org.

Loading
Exe Lobaiza por Cathopic.jpg

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlacehttp://es.gaudiumpress.org/content/94050#ixzz5B4hhlUwk
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.