Asuncion de la Virgen 2018 Papa Francisco

Papa en la catequesis de la Asunción: Dios quiere salvar al “hombre entero”
Loading
15 de Agosto de 2018 / 0 Comentarios

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 15-08-2018, Gaudium Press) Importantes consideraciones pastorales y de doctrina realizó el Papa hoy en su catequesis, ante los miles de peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro en el día que la Iglesia universal conmemora la Asunción de la Virgen en cuerpo y alma al cielo.

1.png

Primero el Pontífice quiso profundizar en las causas de este singular privilegio concedido a la Madre de Dios: “La asunción al cielo, en alma y cuerpo, es un privilegio divino concedido a la Santa Madre de Dios por su particular unión con Jesús. Es una unión corporal y espiritual, iniciada en la Anunciación y madurada a lo largo de la vida de María a través de su singular participación en el misterio del Hijo”, dijo.

Cada acción de la Virgen “era realizada siempre en total unión con Jesús, viviendo en el momento del Calvario, su culmen en el amor, en la compasión y en el sufrimiento del corazón”.

Esa unión total de la Virgen con el Señor en vida, también fue una unión en la Resurrección: “Es por eso que Dios le ha dado una participación plena también en la Resurrección de Jesús”, pues así como el de Jesús, el cuerpo de la Madre “ha sido preservado de la corrupción, como el cuerpo del Hijo”.

Pero es la Virgen la predecesora de muchos. Con la preservación del cuerpo de la Virgen y su Asunción en cuerpo y alma al cielo, se “nos muestra que Dios quiere salvar al hombre entero: alma y cuerpo. Jesús resucitó con el cuerpo que había recibido de María; y ascendió al Padre con su humanidad transfigurada”.

Es el hombre una unidad de cuerpo y alma, y es toda esta unidad, todo nuestro ser, que debe servir a Dios: “La maravillosa realidad de la Asunción de María manifiesta y confirma la unidad de la persona humana y nos recuerda que estamos llamados a servir y glorificar a Dios con todo nuestro ser, alma y cuerpo. Esto – la ‘resurrección de la carne’ – es un elemento propio de la revelación cristiana, una piedra angular de nuestra fe”.

Aquel que ha servido jubiloso a Dios, y por tanto también ha servido a los hermanos, vivirá la resurrección de forma “similar al de nuestra Madre celestial”.

El Papa concluyó su enseñanza, invitando a todos a rezar a María “para que por su intercesión maternal, nos ayude a vivir nuestro camino diario en la esperanza de poder alcanzarla algún día, con todos los Santos y nuestros seres queridos, en el paraíso”.

Con información de Vatican News

Loading

1.png

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *