Federación de familias Santiago de Chile; curso 19; Roberto Raimann

El doctor tramatólogo, igual a su padre. Roberto Raimann, casado con el amor de su vida, su Tolín, María Victoria Pumpin. Han sido un ejemplo de familia y compromiso. Deja muchos legados, el más importante, una linda familia de cinco hijos y un nieto: Roberto, Pedro Pablo y su hijo Pablito, Nicolás, María Victoria y María de los Ángeles. Alguien dice Me tocó ir a misiones familiares con él tan cercano y sencillo.

Nos deja su estampa varonil, generosa, luchadora sin ambigüedades.

Roberto fue un hombre que vivió su vida con pasión y mucha alegría. No se pasaban penas con él. Su pasión por la medicina y el compromiso con cada paciente hizo de él un apóstol de Dios y un ejemplo para todos nosotros, con una vocación de servicio que le hacía ser alguien muy pleno y feliz a pesar del sacrifico y las largas horas de trabajo de su gran y querida vocación de médico. Apasionado por atender a sus amigos y cocinar algo rico, de reírse de la vida, de disfrutar de los caballos, y de las cosas simples, deja una huella profunda para el mundo, para Federación de Familias y para nosotros sus hermanos del curso Apóstoles Alegres. Damos gracias al Señor por su ejemplo y testimonio de vida. Nuestra querida Tolín, quien siempre estuvo a su lado con una entereza y amor increíble, nos ha enseñado cómo vivir la voluntad de Dios con una confianza y fidelidad ejemplar.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *